Microservicios para el sector financiero


No nos limitamos a descomponer tus aplicaciones monolíticas en microservicios.

También te ayudamos a gestionar esos microservicios, a orquestarlos y a procesar los datos que generan y modifican.

Consulta a nuestros especialistas

Libera el potencial de tu empresa

La optimización del valor del negocio se basa en dos factores fundamentales: la velocidad y la fiabilidad. Con los microservicios, dominas ambos.

Gana en velocidad

Lanza nuevos servicios más rápidamente o acelera la escalabilidad de las aplicaciones existentes con la potencia de los microservicios.

Apuesta por la agilidad

Los microservicios pueden desplegarse, gestionarse y escalarse de forma independiente para una transformación acelerada

Reduce tus costes

Los microservicios aumentan la velocidad de ejecución, incrementan la productividad, impulsan el crecimiento de las ventas y mejoran el rendimiento de la inversión.

Innova más rápidamente

Apuesta por los microservicios para mantener el ritmo y adaptarte a los rápidos cambios en el sector financiero.

Acelera y optimiza tu crecimiento

La arquitectura monolítica clásica es un enfoque restrictivo y poco evolutivo, que resulta inoperante frente a ciertos aspectos complejos y obstaculiza el desarrollo continuo.

Los microservicios, organizados en torno a procesos de negocio específicos (y no en torno a proyectos), son mucho más fáciles de actualizar y probar. Esto hace que los equipos se centren en el desarrollo de nuevas funcionalidades de negocio antes que en la codificación. Gracias a los microservicios, podrás lanzar potentes funcionalidades en tiempo récord, o sustituir y actualizar una aplicación sin temor a interrupciones del servicio.

Gana en eficiencia

Gracias a su modularidad, los microservicios reducen el tiempo de desarrollo y pueden ser reutilizados posteriormente. También aseguran integraciones listas para ser utilizadas en los entornos existentes de nuestros usuarios y en el ecosistema de partners, desarrolladores y fintechs.

Con los contenedores, más ligeros y compactos, tus aplicaciones se ejecutarán más rápidamente y de forma más eficiente.